Extravío en las palabras que se encuentran en el viento,

murmullo de sonido que rozan cada hoja con un sueño,

impacientes miradas que se cruzan por momentos,

un alma que callada grita al cielo lo incierto.

//

Preguntas sin respuesta,

aliento perdido en el tiempo,

consumidos verbos que incitan,

a hacer cierto el desierto.

//

Condena que carga,

un alma con mísero lamento,

llevando dormida y silente,

como si a veces fuera cierto.

//

Y se cruzan las palabras,

sin penas ni remordimientos,

uno de los dos cae,

más el otro sale del trecho

//

Cómo quisiera acaso,

la doncella un nuevo tormento,

más las hadas le piden que calle,

que no ruegue por sufrir de nuevo.

//

Sangre que se derrama,

un verbo consumido en un beso,

que por momentos se levanta,

desgarrándola en cada encuentro.

Marie