Conspiración del alma

En Aratoca - Santander hace un año

Hoy quiero contarles cómo han ido transcurriendo los días, las horas, minutos y segundos, que como sospecharán se han transformado un poco o mucho desde las últimas publicaciones realizadas en el blog.

Algunas veces no termino de comprender la naturaleza humana y sus peculiaridades respecto a lo que las personas imaginan sobre lo que es el amor, personalmente considero a tal palabra algo de delicado uso y que debe hacernos un llamado a la reflexión para que al final pueda el alma conspirar en nuestro favor y beneficio.

Algunos me han preguntado qué siento, cómo lo siento, qué busco o qué pretendo,  a lo cual no puedo dejar de responder (y responderme) que mi único objetivo es ir paso a paso, sin pensar en lo imaginario o inexistente, vivir el presente y tratar a diario de comprender que cada acto y acción acarrea consigo una consecuencia, eso sí, cuando nuestros actos son producto del corazón que ama profundamente, que se apasiona con las acciones realizadas o a realizar, entonces valdrá siempre la pena y el sacrificio.

El Amor, no viene a ser para mi, otra cosa más sencilla que lo sublime en todo y todos, la deificación  del mismo me permite darle un estatus de espiritualidad que depende netamente del amor que sienta por mi, en orden de poder amar a los demás. Encontrarse transitando esa ruta puede gestar en nuestro corazón la duda, el dolor, el irremediable deseo de salir corriendo, pero les digo, que es ese camino el único que forja en nosotros un corazón de diamante, hermoso, puro, incondicional, etc.

La tarea si bien es compleja, no es imposible de cumplir. Amar es un estado espiritual, algo que nos permitimos o no sentir, no se trata de la confusión con el amor familiar, de pareja, de amigos, de animales…no, es algo más profundo, algo que nos une a todos y en lo que seguramente la mayoría cree. “El amor y la música no tienen religión” (En algún lado lo leí pero no recuerdo bien, ni dónde ni quién lo dijo)

Se muy bien que todos sentimos dentro nuestro esa necesidad de amar, de ser amados, de cambiar el mundo en el que vivimos, pero la desilusión y los errores cometidos nos hacen creer que aquello no es posible. Algunos dicen: mire la historia, nada ha cambiado todo sigue igual. A ellos sólo podría decirles: el primer paso para la derrota es creernos vencidos antes de dar la batalla.

Mi deseo es el amor, el amar, pero mis pasos me aterrorizan , me lleno de miedos e incertidumbres, quisiera no recibir más preguntas porque sólo pretendo ir hallando con cada día las respuestas para la siguiente acción, no es fácil para mi corazón ignorar a una mente que pretende mentirle al alma.

Así pues, pretendo seguir el camino que el amor me hace sentir, un camino donde busco pulir mi alma, donde la espiritualidad que ponga en mis actos podrá hacer de mí un ser humano que busca su felicidad y no su utilidad mercantil, realmente nunca me ha llamado la atención eso, lo artificial, y aunque hay muchos bienes materiales que proveen a las personas de cierto bienestar, lo que realmente hace feliz a un ser humano va más allá y lo sabemos bien, es una búsqueda continua que realizamos a diario.

Luego en algún otro post quisiera ahondar en el tema del amor, es algo muy complejo y difícil de comunicar, no se trata de una verdad ni de una ley, es más ese ‘algo’ que todos percibimos, sentimos o sospechamos, pero que no nos atrevemos a explorar porque tememos o estar locos o ser gravemente lastimados.

Tengo otras publicaciones pendientes a realizar, ahora mismo pretendo ir a la universidad, no sin antes preparar un buen desayuno, y tratar de descifrar el clima para hoy. Quisiera ver caer nieve, poder tomar algunas fotos y compartirles ese primer encuentro cercano con otro estado más de la naturaleza.

Títulos pendientes a desarrollar o en desarrollo: Me lo debo y se los debo

Les envío un gran abrazo, todo un mar de amor

y muchos bueno sueños a cumplir y ser transformados en realidad.

Marie