Recuerdos

Peligrosos naufragantes recuerdos,

que me acercan a tu piel,

me tienden sedas de plata,

memorias que saben a hiel.

/

Recuerdos donde tus besos,

devoran cada espacio en mi ser,

fragancias que me dieron extasis,

caricias que me calientan la piel.

/

Escóndete en la bruma,

de esos recuerdos de papel,

donde sabemos que fuimos amantes,

recordando como me hiciste sentir mujer.

/

Tu cuerpo reposando furioso sobre el mio,

mis caderas danzando con tu vaivén,

transformaste mi cuerpo en agua

y lograste que temblara mi mente también.

/

Destroza nuevamente,

aquello que un día fue,

de tardes contigo en mi boca,

cuando me dejaste probar tu miel.

/

Y con la llegada nocturna de las estrellas,

recuerdo tus manos enredándose en mi,

la fuerza con que a veces a oscuras,

ahogaste sonidos extasiados que tanto quisimos decir.