A ti

Love by Arlek-in / Fuente: Deviantart.com

Y pueda que hoy no te escriba poesía, sólo una que otra letra con el sabor de la agonía. Aquella que me recuerda que tus sueños son mi abismo, una nube pasajera convertida en espejismo. Entonces la historia se enlaza, difumina los colores que ayer fueran tan cálidos y hoy lucen tan azules.

¿Sabes? me la paso leyendo una y otra vez, una historia que escribimos, esa donde todo sabía bien. Un viejo relato que jamás morirá, pues fue redactado con la cautela de un amor que no perecerá.

Mis manos quieren hablarte, mis labios tu piel probar, pero mi corazón late ahora tan lento… me temo deja de funcionar. No hay calor en el pecho, ni se sonrojan mis mejillas, pálida la vida yace, entre tus paredes y las mías.

¿Lees acaso ésto? ¿Lo comprendes depronto quizá? Hay noches tan largas y en vela, que mi dolor no logro a veces ocultar. Me dejo llevar por la magia, de un verso recitado con cautela, pues en mi silencio se esconde, lo que a ti tanto desvela.

¿Amar acaso quisieras?¿Creías hacerlo ya? Futil engaño que enreda a los hombres, sutil ahogo del que no se despierta jamás.

Te confieso tan sólo un secreto, que espero me sepas guardar, aunque me temo profundamente que ahora ya nada podemos cambiar. Pues por más que amarte yo haga, por más que a tu lado yo quiera estar, hay un dolor inmenso que dejaste en mi alma cuando decidiste de mi lado marchar.

Me he imaginado esas vidas, donde nosotros éramos lo real, abrazándome a tu cuello y cada noche contigo dormitar. Cierro los ojos para verte a lo lejos, que tu aroma me haga suspirar, más llega el recuerdo, la herida, la daga con tu verdad.

¿Será que acaso la vida, nos vuelve a los dos juntar? tantas lunas cruzando caminos, para separados terminar…

Cuando te sueño me niego dejarte, pues aunque efímero fuiste real, donde transitamos un camino tomados de las manos, unidos aún cuando habitaba la soledad. A ti mis palabras como la primera vez, donde en código te dejé escrito lo que era adecuado hacer, lo que no era un misterio, lo admito.

A ti, tan simple como eso, infinito murmullo se asoma a lo que ahora son sólo recuerdos, pero hermosos tesoros que viven frescos en la memoria de alguien ahora anónimo e imperceptible para ti. Recuerdos…vivos, cálidos, sencillos, alegres, sublimes y en pocas palabras eternos.

A ti, a quien dedico el primer pensamiento al despertar, el último antes de descansar… a ti… bonito escultor de corazones… a ti, la sinfonía de todas mis emociones.

Marie