No hay remedio

156350_516586265047917_1327822732_nUno se enamora sin previo aviso, sin que se lo ordenen o le digan cómo se hace, uno simplemente siente una especie de calor que abrasa y quema todo dentro y fuera, los suspiros son poco remedio, ver a esa persona termina convirtiéndose en tortura y también en placer, no hay escape, no hay salida.

Pasa con algunos amores que son pasajeros, que no duran toda la vida y ahí a veces se queda uno, como a medias, sin sentido y con el alma partida. A ratos ocurre por ejemplo que uno quisiera tan sólo una noche más… una noche más antes de la despedida.

Así pasa con el amor, así pasa cuando enfermos caemos en esa fiebre desmedida, nos acorrala y nos empuja a cometer locuras, demente corazón que nos aniquila… tantas veces me ocurrió aquello y parece que nunca termina, mejor me arranco lo poco que me queda de mente, de corazón y de vida, porque no hay remedio, no hay cura para esto que llevo aquí dentro sin ti… tú mi dulce agonía.