Habitar en el mejor mundo: tú.

tumblr_mlzr8fYE181rfxohgo1_500Tengo esa extraña afición de echar de menos prolongadamente, se me da bien estirar el tiempo y sumergirme en recuerdos que saben siempre a ti, usualmente te me vienes los miércoles en forma de verso a la boca y por mas que he intentado adivinar el tejido de esta realidad ufana, sigo sintiendo que tú eres mi utopía poética… indescriptible.

A veces también me rindo con el único propósito de marcharme, entonces nos manchamos la punta de los dedos para decirnos, sin querer, que uno de los dos debe tomar la decisión que tanto nos pesa.

Tú sigues pintando palabras imposibles sobre mi corazón, yo sigo dejándome querer, siendo la tela ajada sobre la que das pinceladas dulces y toscas, intentas retratarnos en ese puto ‘ojalá’ y el miserable ‘y si hubiéramos’

¡Maldita sea la hora en que me fui! Benditos sean pues los minutos en los que te escribo, porque es allí donde tú y yo estamos y somos, donde las distancias se anulan porque habitas en cada punto y cada coma, con ellos te dibujo.

Sigo buscándote en el fondo de una copa de vino blanco, es que ¡carajo! Eres la página más jodida de pasar, porque este amor nunca admitió dudas, por eso decirte adiós se me convirtió en una cita que no me interesa cumplir, especialmente cuando sé que duermo en tu memoria y que a diario se te descuelga de los labios mi nombre en forma de sonrisa.

Préndeme a mordiscos todos esos ‘no te vayas’ que me das sin pensarlo, concédeme un ‘hasta siempre’ que me sepa a ‘voy muy pronto’, es que eres el lugar más bonito del planeta para vivir, el refugio ideal a esos secretos que sólo tú conoces y que además compartimos.

 

2014-05-23 07.39.19

2014-05-23 07.41.00

Desabotona una vez más mis miedos, porque existir a tu lado me hacía real y tangible, efímera puede ser la palabra más mágica que he aprendido, es que en ese breve respirar del tiempo descubrí que en ti reside todo lo eterno.

Ven, que hueles a nostalgia y sabes a naranjas nocturnas sobre mi piel, tengo el capricho de quererte a deshoras y de acostumbrarme a que mis insomnios tienen tu apellido, que desde que no duermes conmigo abrazando mi espalda siento frío, aún en pleno verano.

Que le den a la lógica de olvidarte para poder avanzar, elegí escribirte para que el infinito siempre se ahorque en mis pestañas y muera en estos labios que no han vuelto a besarte, ven a leerme en Braille  para escribirme en código Morse los sueños que dejé de tener sin ti a mi lado.