Por la carretera…

Voy viajando rodeada de bultos, tiendas de campaña, cajas y comida, mis padres van adelante, sin embargo me viene a la mente esa idea de verte, de vernos, de viajarnos…

Qué ocurrencias las mías, trayéndonos al borde de una carretera pegadita al mar Mediterráneo, pasando por pueblos que te encantaría recorrer, por lugares donde al besarnos podamos viajar contra el tiempo, ganándole lo que hayamos perdido en el camino.

Hoy como ayer te pienso, imagino tus gestos al leerme en esta distancia ridícula, sabrás de antemano que si estuvieras aquí o yo estuviera allí, lo primero sería reconocer nuestros mapas secretos, los caminos y atajos hacia una boca u otra, perdernos nunca fue el problema, encontrarnos de nuevo en cambio, se nos ha convertido en reto, en un complejo manual de ideas sobre lo que haríamos en el primer minuto, que por supuesto será infinito.

Me tiemblan los horizontes al pensarte, ven, vamos a viajarnos y perdernos en esas carreteras olvidadas.

image