Eres el punto de partida.

IMG_20141124_013443[1]Me permito por medio segundo soltarme de todo y caminar hacia tí, cerrar los ojos para andar desnuda sobre los sueños que tienes enredados en las pestañas, voy a soplar despacio sobre tu vida para espantar los miedos que a veces vienen y te muerden el alma, no me puedo quejar, desde que llegaste para habitarme, todo se ha convertido en un precioso caos.

A veces alcanza con descubrir que mi cuerpo se sacude cuando sueltas tu ancla para quedarte en mis océanos y no naufragar, sin importar el temporal o si lluevo a escondidas, mientras no me miras, cuando todo es silencio y la boca me obliga a tomar cucharadas de doloroso e incipiente pasado.

A tu lado el reloj decidió convertir los minutos en días y los días en años, podríamos llegar a viejos creyendo que aún tenemos menos de treinta años, construyendo fortalezas de cajas o de almohadas, jugando a escondernos bajo la piel del otro, haciéndole cosquillas al silencio para matar la rutina y gritando a todos los abismos en los que caímos, que por fin podemos volar.

Tus ojos se convirtieron en la escalera que me llevó a tu corazón, sin lugar a dudas eres ‘ese’ Universo bajo mi falda, es que tus besos logran invocar cien pájaros que revolotean sobre mi cabeza y se anidan profundo en mi alma, no sé cómo pronunciar tu nombre sin antes esbozar una sonrisa amplia y sincera, tienes tanto de terremoto que has destruido todos los muros que había construido para evitar sentirme viva, llegaste sin avisar y te has convertido en la más bonita catástrofe.

Me has invitado a un baile en el que ninguno conoce los pasos y sin embargo intuye los movimientos, a esto podría ponerle un título pero siguen sin alcanzarme las palabras, tan sólo me alcanza la vida para todos los infinitos que me has regalado a diario, todo por despertarme contigo y besar tu frente cada noche.

Has enredado tus raíces en mi cuerpo y me has hecho florecer, no sabía que se trataba más de estar vivos que de andar medio muertos, y tú, amor mío, te has plantado en mi mente como el mas bonito de los pensamientos y el más fructífero de los presentes, quiero dormir bajo tu sombra cuando el día esté muy caluroso y cobijarme con tus hojas cuando el invierno amenace con congelarme las emociones, yo mientras tanto volaré de regreso a ti, sin temor a perderme porque tú eres mi horizonte.

Artista: Liniers
                                                                           Artista autor: Liniers