Llegaste a tiempo.

Hubo un tiempo no muy lejano, en el que las manecillas de mi reloj dieron con tu hora, fuiste exacto y puntual con el tiempo de llegada, recogiste mi corazón […]