Le petite miracle, o sobre ti como consecuencia.


treeLos veranos pueden ser o no cálidos, varían según el origen de las caricias y la profundidad de los besos y aunque normalmente prefiero el invierno, soy consciente del cambio climático que has creado en mi bioesfera.

A tu lado mi brújula obtuvo sentido, mi sentido se perdió cuando te vi sonreír la primera vez y el milagro ocurrió a partir del momento en el que tomaste mi mano entre la tuya.

Explicarte la revolución de emociones en un puñado de letras es casi un insulto, porque todos los absolutos que necesito exponer, me los das cada vez que te veo dormir a mi lado, haciendo tonterías o arriesgándote a mi furia al agarrar los gorditos presentes en mi barriga.

Allí estás a mi izquierda, peleando contra la mujer del horóscopo en la tele, jugando a distraerme, a sabiendas que tus intentos son continuas invitaciones a ese beso que no te planto en los labios, pero que te sembraré en el alma antes de irnos a la cama.

Contigo el origen es continuo, permanente y con ese sabor exquisito a perpetuo, eres el puerto de llegada y también el de partida.

Hace un año no te habría imaginado posible, aunque con claridad estabas en todos mis planes, enmarcando cada mañana entre tus dedos, pintándome los recovecos y poniendo un poco de orden en mi cabeza enmarañada de dolores que al fin y al cabo me condujeron hacia ti.

mythÉste presente me otorgó la posibilidad de morderle la boca a la muerte y tirarle una patada directa a los cojones que yo había perdido en contiendas anteriores, me abrió el estómago y lo purgó con el sabor de tu origen, me llenó los poros centímetro a centímetro, asegurándose de no dejar grietas abiertas.

Seguramente eres lo que se siente al encontrar dinero olvidado en un pantalón que hace mucho no usamos, sólo que en éste caso particular me puse mi mejor traje y decidí ser a voluntad propia yo, más allá de la inseguridad de no encontrarme, sin esperar que tú fueras la sorpresa al final de mi laberinto.

En las noticias anunciaron que bajarán las temperaturas, temo diferir, porque aún en pleno invierno, ardo ante el más mínimo cruce de nuestras miradas y me fundo con el asfalto cuando por algún azar del destino se te ocurre abrazarme en mitad de la calle, una testigo más del milagro: tú.

miracle4

0 comentarios en “Le petite miracle, o sobre ti como consecuencia.

  1. Simplemente espectacular, me puedes refrescar la memoria? Ese verso: “tantos siglos, tantos mundos, tanto espacio y coincidir” se parece a una cancion que me gusta mucho y no logro recordar tan siquiera la letra y el cantautor.

    • Muchas gracias Sergio 🙂

      No sé si se trata de refinar o no, sólo sé que hay hechos y personas que se convierten en algo imposible de poner en palabras, a mi lo que me ocurrió fue un cambio de galaxia en un mundo que pensaba paralelo.

  2. Muy bello. Definitivamente hay personas que se cruzan, sin poder encontrar una explicación, pero la profundidad que deja en tu corazón es majestuosa

Deja un comentario