Hay días…

Hay días donde deseo mandarte al destierro,

días que son grises sin ti mi cielo,

días en los que te añoro,

días en los que también te odio.

//

Hoy tal vez es uno de esos días,

en los que tu vida y la mía son como extraños,

aunque mi corazón resista los daños,

 mi amor agoniza con el paso de los años.

//

Quisiera detenerme en el borde de tu piel,

amarte como un día cualquiera,

pero hoy te dejo en el desierto

de mis anhelos.

//

No voy a olvidar que tus besos son mis canciones,

sutiles estrellas de las pasiones,

que nos enredaron en tu cama

y dejaron en nuestras almas algunas lesiones.

//

Tus palabras hoy se las lleva el viento,

con el que me acariciaste un día y una noche,

palabras que hoy te regreso,

para que seas libre con el universo.

//

Y es que hay días, donde te amo

otros en los que te adoro,

pero hoy es un día

en el que te lloro…

//

Tengo ganas de tu boca,

de esa forma tuya de besarme

de que puedas por fin amarme,

pero tengo más ganas de marcharme.

//

Adiós te digo en silencio,

te grito que no regreso,

que cada día que avanzo,

te difuminas con mis recuerdos.

//

Y es que hay días

donde te dejo a un lado del camino,

cojo mis maletas

y te lanzo al olvido.

//

Porque te amo tanto,

que sólo te quiero,

perdido entre mis llanuras

más allá del infierno.

Marie

Deja un comentario