Sólo se conquista lo que se quiere

“The Arrival” ~ Edmund Blair Leighton

Llevo anclado en el pecho tu estandarte que es mi bandera, izado en la cima de mi alma, sacudido por los vientos de un futuro que sucede en este presente, donde más allá de toda duda, supiste sembrar más que una patria, porque la cosecha apunta hacia un mundo entero a tu lado.

Mis manos sumergidas en tu suelo húmedo y fértil aprendieron a cultivar certezas, las mismas que construyeron los cimientos de una vida en la que tú pudiste desnudarme la piel, porque primero desnudaste mi alma.

¡Vaya embrujo el que habita en tu boca! Terciopelo carmesí que recorre mis sentidos y los eleva a su máxima potencia, haciéndolos temblar de placer con un solo gesto, recorriendo las fronteras y atravesándolas para crear nuevos universos paralelos, donde tú te alzas como un caminante que conoce de memoria mis mapas, incluso aquellos que se han vuelto obsoletos.

Llevo anclado en el pecho tu estandarte, porque es imposible resistir el encanto de tu mirada y el verbo de tus labios, porque no me he acostumbrado a la naturaleza de un cariño tan puro como el tuyo, porque para franquear mis muros, bastó con que encontraras aquel pasadizo oculto detrás de mis miedos y los derrotaras con un único gesto: extender mis alas con un abrazo y no dejarme caer en pleno vuelo.

La transparencia de tus actos fluyó dentro de mi, inundando cada habitación de mi fortaleza dedicada a las dudas, oxidando los grilletes que mantenían cautiva mi ilusión por volver a soñar despierta.

Quizá sólo bastaba con tu conquista silenciosa para que todo se convirtiera en música, tal vez sólo necesitaba que tú fueras mi prueba fehaciente de que la magia aún existe y que sin importar el tamaño del castillo de miedos que se construya, siempre habrá un error en aquella fortaleza para que todo se derrumbe y se pueda vivir a cielo abierto, sin temor a ser invadidos por alguien que nos llene de certezas, como tú has hecho conmigo.

2 comentarios en “Sólo se conquista lo que se quiere

  1. Palabras bellas que nos llevan a otro sitio, sentir como cada palabra nos transporta. Felicidades y gracias por compartir tan bellos escritos.

Deja un comentario