Veredicto

807b391a3916d158ac34c1a036e5716bAfuera las gotas bailan desnudas sobre la acera, rebozan alegría y canturrean una melodía que yacía olvidada en mi memoria. Aquí estoy, cerrando las palabras para componerte en infinito, soñando con la posibilidad de alcanzar tus manos con un simple gesto cuando me leas.

Pídele permiso al viento para que tu aroma me construya y que de paso se atreva a subirme la dosis diaria, porque me he vuelto adicta a lo que no decimos y que sin embargo ocurre.

Escúchame cuando el silencio me invada y no sepa qué decirte, por ejemplo cuando se me ocurra conjugar el verbo amar y no tenga a mi alcance tu boca para pronunciarlo como es debido.

Porque yo, al fin y al cabo, no soy más que una simple mortal que se enamoró de los átomos que tan preciosamente te componen.

3 comentarios en “Veredicto

  1. alcanzas con el veredicto no solo mis manos que te teclean y bailan con las palabras como si gotas de lluvia. Lo que quisiera ser además es de verdad ser el átomo y el aliento que te conforme en este laberinto de estar viendo por el cristal esta lluvia y esta piel que nos atrapa y mantiene en la distancia que duele.

Deja un comentario