La razón

La tormenta nunca importará, mientras tú existas…

… Porque eres la excusa perfecta para seguir soñando, aunque el mundo se caiga a pedazos.

Deja un comentario