Y te preguntas y me respondo

Una Luna en la distancia dices,

y te miro con tristeza,

un Sol, te respondo

y tu suspiras con agudeza.

¿Una flor acaso?  digo,

-no- son tus labios tan míos,

te sonrío por un segundo,

luego te estrellas en mi olvido.

-¿Dormirás?- me dices

-tal vez- te digo

y una vez más tus ojos

se pierden en los míos.

El aire cambia de color,

y te sonrío con amor,

una lágrima se te escapa,

y te cubres con tu capa.

Guardándote de mis suspiros,

esos que son tuyos y son míos

y te sonríes y me acaricias,

y te digo: ¿con tu alma meditas?

Corre pronto, no lo digas

que son tus dudas  las mías,

Y te digo que a lo lejos

ella te adivina.

¿Estás? -no lo siento-

marcharme entonces haré,

y me mandas con un sueño

lo que ayer siempre fue.

Marie