Chequeo de realidad.

Julie Guillem – Virtual Reality (http://www.julieguillem.com/)

Llover por dentro es un atributo completamente normal, no se sienta mal cuando venga el aluvión de ideas y le inunden por dentro, entre eso y un tsunami repentino, siempre elija lo primero, sabrá medir las cuotas de agua emocional diarias, podrá evacuar a tiempo todas sus emociones, sin el riesgo de sufrir catástrofes mayores.

Permítale a su corazón palpitar libremente cuando el momento se lo indique, escuche el tamborileo que le recorre el cuerpo y deje fluir la sonrisa que surge como consecuencia de un amor repentino, suspire y desnúdese de miedos, no es fácil saltar al vacío, pero es peor quedarse anclado en el suelo teniendo alas para volar, en caso de emergencia abra el paracaídas, no sin antes centrar sus ojos en el punto de aterrizaje.

Por último recuerde que se tiene un billete único de vida, sepa aprovecharlo, acumule puntos a través del programa de fidelización de amor propio, lo normal es que hayan descuentos cuando aprende de sus propios errores, puede intentar redimirlos en cupones que le indiquen el camino adecuado para llegar a la próxima meta, son extras que son intransferibles y sólo aplican para el poseedor del cupón.

Revise que lleva lo que realmente necesita en sus maletas, ésta sólo ha sido la estación de verificación de documentos sobre su realidad, llevar más peso del necesario le supondrá una multa a futuro, recuerde usar el cinturón de seguridad fabricado por “Consciencia limpia S.A.” y nuestra manta viajera hecha en la República del Amor, no siendo más les deseamos un buen y próspero trayecto.